El Macintosh que comenzó a escribir la historia.

El 24 de enero de 1984, cuando la empresa de Cupertino lanzó el Apple Macintosh,   dejó bien claro que el futuro pertenecía a los ordenadores dotados de una interfaz gráfica, y que la linea de comandos -aunque todavía no lo supiese- estaba muerta. El ordenador había sido diseñado por un equipo liderado por Steve Jobs en persona, y era una versión más potente y barata que el poderoso pero poco aceptado Apple Lisa.

Jef Raskin, un empleado de Apple, había imaginado a fines de la década de 1970 una computadora que fuese simple de utilizar. En esa época era posible comprar computadoras más o menos potentes, pero utilizarlos no era nada fácil. El mundo recién estaba dejando de lado diseños como los del  Altair 88oo o el IMSAI8o8o en favor de las máquinas que se comunicaban con sus dueños mediante una terminal de vídeo, pero a pesar de que representaban un gran avance frente a los paneles de llaves y LEDs, lo cierto es que aún seguían siendo bastante complicadas de utilizar. Raskin planteó el tema a sus jefes, y en septiembre de 1979 fue autorizado para iniciar el proyecto. Necesitaba un ingeniero que le construyese un prototipo, por lo que contactó a Bill Atkinson (miembro del equipo de desarrollo del Apple Lisa), quien lo puso en contacto con Burrell Smith, un empleado que había comenzado a trabajar en Apple hacia solo unos meses. Poco a poco se fue formando un equipo de desarrollo que se encargó de crear el software y el hardware de la nueva comptadora, cuyos miembros más famosos serían George Crow, Chris Espinosa, Joanna Hoffman, Bruce Horn, Susan Kare, Andy Hertzfeld, Guy Kawasaki, Daniel Kottke, Jerry Manock y, un poco más tarde, Steve Jobs.

A la hora de buscar un nombre para la nueva máquina, Raskin eligió el de variedad de manzana favorita: la McIntosh. No fue fácil conseguirlo, ya que su parecido con la marca de los equipos de audio McIntosh creaba conflictos legales. El tema se resolvió cuando Apple finalmente compró los derechos sobre el nombre. La primer placa base desarrollada para el proyecto fue obra de Smith, quien incluyó 64KB de memoria RAM, un microprocesador Motorola 6809E, y un sistema gráfico capaz de manejar una resolución máxima de 256 × 256 píxeles con solo dos colores: blanco y negro. Uno de los encargados de escribir el sofrtware, Bud Tribble, convenció al resto de que sería importante que la máquina pudiese correr aplicaciones previamente desarrollada para el Lisa, por lo que hubo que desarrollar una segunda placa, más poderosa. El segundo prototipo utilizaba el microprocesador 68000 corriendo a 8MHz, tenía el doble de RAM, era capaz de mostrar hasta 384 × 256 píxeles y, gracias a la utilización de chips de memoria más modernos y de mayor capacidad, costaba bastante menos que el anterior.

El proyecto llamó la atención de Jobs, quien rápidamente se dió cuenta de que el Macintosh tenía un futuro comercial mucho mejor que el del Lisa, por lo que pasó a formar parte del equipo de desarrollo. Pronto comenzaron a surgir conflictos entre el cofundador de Apple y Raskin, quien abandonó el proyecto en 1981. El diseño final estuvo muy influenciado por las ideas de jobs, quien había visitado el Xerox PARC donde se desarrollaba el Xerox Alto y Samalltalk. Acceder al santuario de Xerox no fue gratis: Jobs tuvo que permitir que Xerox comprará acciones de Apple. Como sea, todo lo que visto en Palo Alto influyó primero en el Lisa y luego en el Macintosh, cuyo diseño final no difería demasiado del segundo prototipo construido. Físicamente se parecía bastante al Lisa, incorporando en la misma carcasa el monitor, el CPU y la unidad de disquetes (400 KB por disco). El sistema gráfico había sido mejorado nuevamente, alcanzando una resolución 512×342 píxeles. En sus 64KB de ROM entraba elQuickDraw, la pieza de software clave para que el nuevo Macintosh pudiese hacer su magia. La RAM podía expandirse hasta 512KB de RAM, aunque para ello había que retirar los 16 chips de 64Kb instalados de fábrica y reemplazarlos por 16 chips de 256Kb.

El primer modelo de lo que más tarde se convertiría en una enorme familia fue anunciado al público en octubre de 1983. En diciembre varias revistas incluyeron publicidad del ordenador y finalmente, el 22 de enero de 1984 se presentó “1984”, un anuncio televisivo dirigido por Ridley Scott, durante el Super Bowl.

La computadora personal Macintosh 512K, la segunda de una larga línea de computadoras Apple Macintosch, fue la primera actualización de la original Macintosh 128K. Era virtualmente idéntica a la Mac previa, diferenciándose principalmente en la cantidad de memoria RAM de fábrica, que cuadruplicaba la de la original. Este gran incremento le valió el apodo de Fat Mac(“Mac Gorda”). La memoria adicional era importante debido a que los usuarios más ambiciosos con experiencia en computación ampliaban la memoria de la Mac original casi inmediatamente, a pesar del limitado número de aplicaciones.

 La familia Macintosh siguió creciendo, en otra entrega te presentaremos más equipos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *